Nikolaus visitó Colegio

Como es tradición Nikolaus llegó a nuestro Colegio para llenar de alegría a los niños de Kindergarten y los estudiantes de 1º y 2º básico, quienes con mucha emoción esperaron su llegada.

De esta manera, los primeros en recibirlos fueron los niños de Kindergarten, que con mucho entusiasmo entonaron canciones típicas de navidad. Así mismo, en el edificio de Primer Ciclo básico, donde Nikolaus ingresó con su libro dorado, donde tiene anotaciones con los logros y avances de los alumnos.

Una linda visita que los niños reciben con mucha alegría, entendiendo que lo importante es compartir y celebrar en familia.

 

La leyenda de San Nicolás

“Nikolaus”

Erase una vez un hombre muy bueno y caritativo, especialmente con los niños, llamado “Nikolaus” de Mira (como se denomina en oriente) o San Nicolás de Bari (como se le denomina en occidente). Vivia en el puerto de Myra, en Siria, hace más de 1000 años y pertenecía a una familia muy acomodada.

Él estuvo siempre muy cerca de los niños, los enfermos y los pobres.

Salía de noche, para no llamar la atención, a hacer sus obras de caridad.

Después del fallecimiento del antiguo obispo de la ciudad, Nikolaus fue nombrado el nuevo obispo, siendo muy querido por todos los cristianos.

Al cabo de algunos años, se produjo en la ciudad una gran hambruna y la gente se desesperaba pensando que todos morirían. Nikolaus los consolaba diciendo: “Tened paciencia y confíen en Dios, que Él no les olvidará”.

Tras larga espera y una terrible tempestad, arribaron al puerto 3 naves cargadas de cereal.

Los habitantes estaban felices al ver el final de sus penurias, pero ese cereal pertenecía al emperador y no podía ser tocado. Imploraron y lloraron; pero los 3 capitanes no se atrevían a entregar nada porque arriesgaban sus propias vidas si lo hacían.

Nikolaus habló con los navegantes y les dijo: “Si Dios permitió que salvaran de la tormenta y llegaran a este puerto, también permitirá que ayuden a esta gente que desfallece de hambre y verán que a pesar de esto su cargamento llegará completo a las arcas del emperador”.

Los capitanes se compadecieron y descargaron gran cantidad de alimento para satisfacer las necesidades de la pobre gente. Este cereal no se terminó hasta que ellos mismos pudieran sembrar y luego cosechar lo suficiente para abastecerse.

Los barcos llegaron a su destino y a pesar de lo que habían descargado, no faltó nada en su entrega.

Todo esto, gracias a las oraciones del buen Nikolaus, que es el amigo de todos los niños y que ahora se recuerda año tras año el día 6 de Diciembre. Nikolaus deja la noche del 5 de Diciembre dentro de una botita o dentro de los zapatos (bien lustrados) nueces, pasas, galletas y chocolates.

También te podría gustar...