Para Joaquín…..

Para Joaquín…..

He leído por ahí que cuando un niño cierra los ojos al mundo

un nuevo ángel nace en el cielo,

así cerrando sus manos aquí en la tierra,

abre dos alas en la eternidad.

 

He leído por ahí que cuando un niño deja de palpitar,

un corazón limpio y puro espera junto a Dios.

Todos nuestros niños deben ser sonrisa en la mañana, en la tarde y en la noche,

deben ser juego y travesura. Son esperanza e inolvidables.

 

He leído por ahí que un niño nunca deja de existir…porque

aunque cierre los ojos al mundo, cierre sus manitos aquí en la Tierra y deje de palpitar…

estará en  nuestros recuerdos que nadie podrá borrar.

 

Joaquin:

No estaremos más tristes porque te fuiste, sino felices por las sonrisas que nos diste!

 

Muriel Oyanguren Möller

Tante Grupo Käfi

También te podría gustar...